Lubricantes íntimos: ¿son importantes?

Geles lubricantes intimos
Lubricantes intimos

¿Deberías usar lubricantes íntimos?

Es posible que muchos de los jóvenes actuales no conozcan la famosa escena de la “mantequilla” en la película “El último Tango en París”. Para quien no sabe que pasó, les hacemos una breve explicación: la pareja formada por los actores María Schneider y Marlon Brando tienen un momento de sexo anal donde la mantequilla es usada como sustituto de los lubricantes íntimos.

Más allá de la película y el arte cinematográfico, tiene sentido que se haya recurrido a algún tipo de grasas resbaladiza para permitir la penetración en el ano. Pero, ¿es recomendable ese método? Ciertamente no. El uso de humectantes no especificados para ese fin pueden producir daños y quemaduras en las zonas íntimas.

Lo ideal, bien sea en la vagina o el ano, para usar durante la penetración de un pene, los dedos o un juguete sexuals son los Lubricantes íntimos. Este tipo de sustancia está fabricada con los ingredientes y especificaciones necesarias para ser usadas durante las relaciones sexuales.

 

Lubricantes íntimos: la solución inteligente

Las razones que obligan a usar humectantes genitales para tener una relación sexual placentera y sin dolor pueden ser muy diversas. La falta de lubricación puede existir por diferentes razones, tanto en la vagina y, sin lugar a dudas, en el ano, que no se auto-humedece. Pero esto no debe ser un impedimento para mantener relaciones sexuales cotidianas y placenteras.

Los Lubricantes Íntimos son una solución importante y necesaria ante estos inconvenientes. La variedad de humectantes que se pueden adquirir en las tiendas eróticas varía entre las cremas, geles y líquidos.

Dentro de estos, hay 3 tipos básicos:

• Base de agua. Fabricados con agua como elemento básico. Excelentes para todo tipo de relación sexual y uso de juguetes sexuales. Inconveniente: se seca muy rápido y debe ser aplicado constantemente.

• Base de Aceite. Los hay realizados con aceites químicos y con aceites naturales. Sin duda, los segundos son más seguros que los primeros, ya que no producen rozaduras o daños en los genitales. Tienen mayor duración que los base agua.

• Base de Silicona. Si bien, son los más artificiales de todos, son perfectos para usar en cualquier condición. Solo no se recomienda su uso con preservativos o con juguetes eróticos fabricados con silicona.

También, estos lubricante se pueden adquirir con diferentes aditivos para dar más estimulación y sensaciones al actos sexual. Por lo que se pueden encontrar humectantes con sabores y olores diversos.