Amistad íntima con los Dildos / Consoladores

Dildos Costa Rica
Consoladores Costa Rica

Dildos y consoladores

Las personas nos acostumbramos a ciertas cosas y nos cuesta mucho cambiar y experimentar con nuevas experiencias. Esto suele suceder en casi cualquier situación de la vida. Incluso en el sexo. Pero en este último, el daño que puede producir la rutina es considerable y podría llevar hasta la ruptura de una relación.

Sin embargo, no solo en el contacto sexual en pareja, sino también cuando se trata de la masturbación, ya que esta, practicada de la misma manera por años, termina siendo aburrida y poco satisfactoria.

Si te encuentras en alguna de estas situaciones, te recomendamos que incluyas en tus relaciones sexuales en pareja o a solas un nuevo amigo. Pero, no uno físico, ya que puede traerte consecuencias no deseadas. Te hablamos de un dildo. Es decir, un simulador de pene. De esos que puedes adquirir en las tiendas de productos eróticos.

Incluir este juguetito en la alcoba, dará un cambio positivo e importante a tu vida sexual.

 

Los dildos entre ambos sexos

Los dildos los puedes adquirir de múltiples tamaños, formas y diseños. Desde pequeños para usar en zonas como el ano, hasta enormes para uso variado. Además, vienen en diferentes materiales que van desde el plástico, silicona, goma, vidrio y metal.

En relación a que estos facsímiles de miembros masculino solo son usados por mujeres para masturbarse, te podemos decir que si bien es uno de sus usos, igual es usado por las parejas y por algunos hombres tanto heterosexuales como homosexuales.

En el caso de las parejas son una buena herramienta para excitar a la mujer previa penetración, ya que puede hacer que esta sienta una gran variedad de sensaciones que le lleven más allá de lo acostumbrado. Al momento del coito, se puede experimentar, introduciendo el juguete en el ano o la vagina, mientras que, se introduce el pene en el otro lugar. De esta manera, la fémina puede gozar la experiencia de una doble penetración.

En el caso de los hombre, hay dildos que se usan para la penetración anal y lograr las estimulación prostática, provocando unos niveles especiales de excitación que no solo darán satisfacción al caballero, sino también a la mujer por la dureza, firmeza y empuje que va a recibir a ser penetrada.